Cultura Galega Adiós, ríos; adiós, fontes; adiós, regatos pequenos; adiós, vista dos meus ollos, non sei cando nos veremos. (Rosalía de Castro) Comería a túa alma coma quen come un ovo doce novo, perfecto microcosmos no seu óvalo de nacre. (Estíbaliz Espinosa) Idioma meu, homilde, nidio, popular, labiego, suburbial e mariñeiro, que fas avergoñar ó burgués, ó señorito i o tendeiro. (Manuel María Fernández) Ás veces fáltannos palabras e ás veces sóbrannos, ás veces fáltanos o tempo de dicilas e ás veces pásanos o tempo de calalas. (Baldo Ramos) Os soños cantan coa gorxa xeada, como esclavos fan tocar os tambores. (Manuel Rivas) Mexan sobre nós e temos que dicir que chove. (Castelao) Díxenlle á rula: Pase miña señora! E foise polo medio e medio do outono por entre as bidueiras sobre o río. (Álvaro Cunqueiro)

Castillo de Castro Caldelas


El Castillo de Castro Caldelas, es una fortaleza medieval situada en Castro Caldelas, Ourense. Fue la más importante fortaleza de la Ribeira Sacra y tuvo un papel muy activo y relevante en los diferentes conflictos que se desarrollaron en la zona durante la Edad Media, en especial en la llamada Revuelta Irmandiña.

Castillo de Castro Caldelas.

Fue declarado monumento Histórico-Artístico por la declaración genérica de el Decreto de 22 de abril de 1949 y la ley 16/1985 sobre el patrimonio histórico español. Se ubica en la cima de un promontorio que domina todo el territorio y era una importante vía de comunicación. Hay constancia, por dos necrópolis megalíticas, de la ocupación humana del territorio al menos desde hace 4.500 años, de ahí viene lo de 'castro'.

Durante el periodo romano el solar de castillo fue ocupado por un campamento romano encargado de vigilar la importante calzada Vía XVIII que unía las ciudades de Bracara Augusta (actual Braga en Portugal) con Asturica Augusta (actual ciudad de Astorga en España) y que se cruzaba en este lugar con la que unía Aquae Flaviae (actual ciudad Chaves en Portugal) y Lucus Augusti (actual Lugo).

Castillo de Castro Caldelas.

La fortaleza tuvo un papel relevante durante la Revuelta Irmandiña, la mayor revuelta social del siglo XV en Europa que tuvo lugar en Galicia entre los años 1467 y 1469. Las fuerzas Irmandiñas tomaron y destruyeron parcialmente la fortaleza que defendía Pedro Álvarez Osorio I conde de Lemos. El conde castigo al pueblo a realizar la reconstrucción diciéndoles "Vosotros la tirasteis y vosotros la levantareis". Tal fue el abuso realizado por el conde de Lemos que los habitantes de Castro Caldelas lo denunciaron ante la Audiencia de Valladolid, quién falló a favor de estos.

Castillo de Castro Caldelas.

En el año 1560 se termina la reconstrucción del castillo que surge ya con un aire menos bélico, como palacio residencial. En 1777 pasa a manos de la Casa de Alba y en 1794 el señorío de Lemos se incorpora a dicha casa noble al morir el X conde de Lemos, Joaquín López de Zúñiga Sotomayor y Castro, sin dejar descendencia. En el año 1809 durante la Guerra de la Independencia el general francés Louissón incendia la villa y el castillo como represalia a los ataques que su ejercito recibía de la guerrilla formada en la comarca

Los Alba fueron propietarios el castillo hasta finales del siglo XX. Hasta mediados del siglo XIX lo habitó Sol Stuart, pariente de los duques de Alba y entre 1991 y 1992 los duques de Alba lo ceden en usufructo al Ayuntamiento de Castro Candelas para uso cultural o benéfico. El ayuntamiento ubicó en la fortaleza un centro cultural que da servicio a toda la comarca, consta de biblioteca, sala de conferencias, sala de exposiciones y un museo etnográfico.

Castillo de Castro Caldelas.

Si te ha gustado no dudes en compartir y twittear para que todos tus amigos puedan visitar y conozcan esta fortaleza medieval. Si además te suscribes podrás recibir novedades como esta en tu email.

Porque Galicia es única y aculturadegalicia.com también.






-