Cultura Galega Adiós, ríos; adiós, fontes; adiós, regatos pequenos; adiós, vista dos meus ollos, non sei cando nos veremos. (Rosalía de Castro) Comería a túa alma coma quen come un ovo doce novo, perfecto microcosmos no seu óvalo de nacre. (Estíbaliz Espinosa) Idioma meu, homilde, nidio, popular, labiego, suburbial e mariñeiro, que fas avergoñar ó burgués, ó señorito i o tendeiro. (Manuel María Fernández) Ás veces fáltannos palabras e ás veces sóbrannos, ás veces fáltanos o tempo de dicilas e ás veces pásanos o tempo de calalas. (Baldo Ramos) Os soños cantan coa gorxa xeada, como esclavos fan tocar os tambores. (Manuel Rivas) Mexan sobre nós e temos que dicir que chove. (Castelao) Díxenlle á rula: Pase miña señora! E foise polo medio e medio do outono por entre as bidueiras sobre o río. (Álvaro Cunqueiro)

Castro de Elviña


El Castro de Elviña es un poblado fortificado característico de la cultura castreña en Galicia. Está situado en la parroquia de San Vicente de Elviña, La Coruña, en una pequeña elevación conocida como el 'Monte da Zapateira' en los valles de Elviña y Mesoiro. En el año 1962 fue declarado Monumento Histórico Artístico.

Castro de Elviña

Las primeras excavaciones datan de los años 40, pudiéndose establecer distintas etapas en su estudio. Empezaron en el año 1947 y duraron hasta 1952. Se realizaron excavaciones dirigidas por José María Luengo y Luis Monteagudo. No vuelven a retormarse las excavaciones hasta el año 1980, dirigidas por Felipe Senén López Gómez y promovidas por el Instituto de Estudios Gallegos "Padre Sarmiento" hasta el año 1985, que estaban más enfocadas a la recuperación y revalorización de lo ya descubierto, que a nuevos descubrimientos. Al finalizar estas campañas, el castro estaba en perfecto estado. En el año 2002 volvieron a retomarse las excavaciones.

El castro está formado por varios recintos aterrazados, separados por tres murallas, entre las que destaca la que rodea la croa (recinto más elevado y central), con una entrada monumental flanqueada por dos torreones defensivos semicirculares, entre los que se abre una rampa y escaleras de acceso empedradas.

Muralla de Elviña

En algunos de sus tramos, la muralla conservada tiene una anchura y altura superior a los cuatro metros. En la zona aterrazada, situada en el sureste. Se pueden observar diferentes construcciones, algunas de ellas singulares en el conjunto de la cultura castreña, como la fuente-aljibe y el templo del ídolo fálico. También se conservan diferentes construcciones, principalmente de formas cuadradas. Además, en el castro se encontró el famoso tesoro de Elviña (conservado en el Museo arqueológico e histórico del Castillo de San Antón).

Aljibe de Elviña

En las excavaciones realizadas en los años 2002-2003, se hallaron pruebas de que el castro era bastante más grande de lo que se creía, con una extensión aproximada de unas 7-8 hectáreas y una población de unos 2.000 habitantes hacia el año 50 d.C.

A partir de los resultados de las diferentes excavaciones se ha calculado un período de ocupación del castro que se extiende desde el siglo III a. C. hasta el siglo VI d. C., en que el castro fue abandonado definitivamente. Se supone que su población se fue trasladando de forma progresiva a Brigantium.

Castro de Elviña

¿Te ha gustado? Comparte y twittea para que todos tus amigos conozcan la cultura de los celtas en Galicia. Si además te suscribes podrás recibir todas nuestras novedades por email.



Porque Galicia es única y aculturadegalicia.com también.



-