Cultura Galega Adiós, ríos; adiós, fontes; adiós, regatos pequenos; adiós, vista dos meus ollos, non sei cando nos veremos. (Rosalía de Castro) Comería a túa alma coma quen come un ovo doce novo, perfecto microcosmos no seu óvalo de nacre. (Estíbaliz Espinosa) Idioma meu, homilde, nidio, popular, labiego, suburbial e mariñeiro, que fas avergoñar ó burgués, ó señorito i o tendeiro. (Manuel María Fernández) Ás veces fáltannos palabras e ás veces sóbrannos, ás veces fáltanos o tempo de dicilas e ás veces pásanos o tempo de calalas. (Baldo Ramos) Os soños cantan coa gorxa xeada, como esclavos fan tocar os tambores. (Manuel Rivas) Mexan sobre nós e temos que dicir que chove. (Castelao) Díxenlle á rula: Pase miña señora! E foise polo medio e medio do outono por entre as bidueiras sobre o río. (Álvaro Cunqueiro)

La Laguna de Antela


A Limia es una comarca situada al sur de la provincia de Ourense y comprende las tierras bañadas por el río Limia y sus afluentes. Los paisajes una amplia planicie rodeada de montañas no muy elevadas. Dentro de éste enclave geográfico se encuentra la laguna de Antela que fue uno de los humedales más importantes de Europa, posteriormente desecada y encontrándose actualmente en vías de recuperación.

Laguna de Antela

Antiguamente en el lugar que hoy ocupa esta laguna, había una ciudad llamada Antioquía conocida porque sus vecinos, carecía de cualquier muestra de caridad. La historia narra que Dios quiso castigarlos paro Jesús propuso redimir a los más justos, bajando a la ciudad en forma de mendigo. Recorrió así todas las casas pidiendo limosna sin que nadie se apiadase de él. Ya de regreso y apenado, cruzando un robledal, avistó una casa habitada por una anciana a la que también pidió limosna. La mujer le ofreció un tazón de leche y un trozo de bica así como cobijo para pasar la noche. A la mañana siguiente Jesús mostró a la anciana lo que había sido de la ciudad de Antioquía. Aquella quedó sorprendida al ver que la ciudad había desaparecido y que en su lugar había una laguna. Nadie se había salvado excepto ella.

En las mañanas de San Juan, con el primer rayo de sol, todavía puede verse en el fondo el campanario de la iglesia. Y en Nochebuena a las doce en punto se oyen cantar los gallos.

La Laguna de Antela

¡¡Compartelo con tus amigos y suscribete para ser el primero en recibir todas nuestras novedades!! ¡¡Por que Galicia es única y www.aculturadegalicia.com también!!



-