Cultura Galega Adiós, ríos; adiós, fontes; adiós, regatos pequenos; adiós, vista dos meus ollos, non sei cando nos veremos. (Rosalía de Castro) Comería a túa alma coma quen come un ovo doce novo, perfecto microcosmos no seu óvalo de nacre. (Estíbaliz Espinosa) Idioma meu, homilde, nidio, popular, labiego, suburbial e mariñeiro, que fas avergoñar ó burgués, ó señorito i o tendeiro. (Manuel María Fernández) Ás veces fáltannos palabras e ás veces sóbrannos, ás veces fáltanos o tempo de dicilas e ás veces pásanos o tempo de calalas. (Baldo Ramos) Os soños cantan coa gorxa xeada, como esclavos fan tocar os tambores. (Manuel Rivas) Mexan sobre nós e temos que dicir que chove. (Castelao) Díxenlle á rula: Pase miña señora! E foise polo medio e medio do outono por entre as bidueiras sobre o río. (Álvaro Cunqueiro)

Lobishome, el hombre lobo de Galicia


Según la creencia popular los lobishomes o hombres lobo son individuos que debido a una maldición y por ser el séptimo o noveno hijo nacido de un matrimonio con descendencia de todos varones o hembras, puede nacer con la maldición de sufrir una transformación en lobo, tanto en apariencia como en actitud, al cumplir una determinada edad.

Para que esto no ocurra el hijo afectado por la maldición debe ser apadrinado por el hermano o hermana mayores según se trate de hombres o de mujeres.

La transformación del individuo en lobishome tiene lugar por la noche y en lugares despoblados, no existiendo unanimidad en cual o cuales serían las noches en las que tendría lugar la metamorfosis: algunos relatos hablan de todas, otros de los miércoles, y otros, de los martes, miércoles y viernes. Pasado este momento recobraría su forma humano pudiendo o no recordar su faceta como lobo.

Lobishome

La maldición debe ser cumplida durante un tiempo determinado que puede abarcar desde los siete años hasta toda la vida, no librándose de ella con la muerte pues en el caso de que esto ocurra la maldición se transmitiría a su espíritu.

En los relatos populares se recogen diversas formas de poder librarse de la maldición tales como quemarle la piel en el momento de la transformación, herirlo con una bala de plata bendecida o hacerlo sangrar utilizando preferentemente el aguijón del ramo del acebo bendecido el domingo de ramos.

Las leyendas sobre el lobishome se encuentran muy arraigadas en Galicia encontrándose concomitancias con leyendas germánicas debido, quizás, a la presencia de gentes del norte de Europa en Galicia, especialmente durante el reino nuevo.

Lobishome

Sé el primero en recibir todas nuestras novedades suscribiendote y no dudes en compartirlo para que todos tus amigos conozcas las leyendas gallegas



-