Cultura Galega Adiós, ríos; adiós, fontes; adiós, regatos pequenos; adiós, vista dos meus ollos, non sei cando nos veremos. (Rosalía de Castro) Comería a túa alma coma quen come un ovo doce novo, perfecto microcosmos no seu óvalo de nacre. (Estíbaliz Espinosa) Idioma meu, homilde, nidio, popular, labiego, suburbial e mariñeiro, que fas avergoñar ó burgués, ó señorito i o tendeiro. (Manuel María Fernández) Ás veces fáltannos palabras e ás veces sóbrannos, ás veces fáltanos o tempo de dicilas e ás veces pásanos o tempo de calalas. (Baldo Ramos) Os soños cantan coa gorxa xeada, como esclavos fan tocar os tambores. (Manuel Rivas) Mexan sobre nós e temos que dicir que chove. (Castelao) Díxenlle á rula: Pase miña señora! E foise polo medio e medio do outono por entre as bidueiras sobre o río. (Álvaro Cunqueiro)

Santa Minia


El santuario de Santa Minia está situado en la localidad de Brión, La Coruña. En el interior de la figura de cera que representa a Santa Minia hay un esqueleto perteneciente a una joven de 15 años de edad. Algunas fuentes indican que con toda seguridad fue decapitada en el año 362.

El cuerpo de Minia fue extraido de las catacumbas de Santa Inés en el año 1783, por orden del papa Pío VII y pasó a custodia del obispo Bartolomé Menochio, quien el 8 de junio de 1804 regaló el cuerpo de la santa a Don Juan Francisco Arieta.

Al cabo de un mes, este se la regaló a Tomás de Anduaga, un rico comerciante de Cádiz. Este último fue el que decidió que el cuerpo de Santa Minia fuese introducido en una figura de cera y que luego grabó en su lápida la siguiente frase:

"El cuerpo de esta Santa entró en mi casa el día 10 del mes de Agosto del año del Señor de 1804 y se colocó en el oratorio en dicho día".

Cuando Tomas de Anduaga falleció, se hizo cargo de la Santa Don Luis Finoquio, quien se la regaló enseguida a Luis Tobío, como según se lo había encargado el propio Tomás de Anduaga, puesto que Tobío había trabajado para el. Tobío la recibió el 27 de octubre de 1847. 

En ese momento, Luis Tobío decidió volver a su aldea natal, Lamiño, perteneciente al municipio de Brión, La Coruña, y se llevó a la Santa consigo con la firme intención de crearle un santuario para que todo el mundo pudiese venerarla.

Santa Minia llegó en carro a San Fins de Brión el día 1 de Agosto de 1848. En tres días, Luis Tobío redactó una instancia al entonces arzobispo de Santiago de Compostela Rafael de Vélez, solicitando que autorizase el culto a Santa Minia en la parroquia de Brión. Y así mismo fue autorizado el 17 de Noviembre de 1848.

Al ver que la Santa tuvo gran éxito entre toda la gente decidió crear el santuario, con lo que volvió a solicitar permiso al arzobispado de Santiago de Compostela. El 23 de Junio de 1849 se autorizaba por fin la construcción del nuevo santuario, y este mismo fue construido en el lugar de Pedrouzos, al lado de la carballeira de Brión. (Ver programación Fiesta Santa Minia 2015)



¿Te ha gustado? Pues no dudes en compartir y en twittear para que todos tus amigos sepan de las tradiciones y leyendas de Galicia. Si además te suscribes podrás recibir nuestras novedades y actualizaciones por email.






-