Cultura Galega Adiós, ríos; adiós, fontes; adiós, regatos pequenos; adiós, vista dos meus ollos, non sei cando nos veremos. (Rosalía de Castro) Comería a túa alma coma quen come un ovo doce novo, perfecto microcosmos no seu óvalo de nacre. (Estíbaliz Espinosa) Idioma meu, homilde, nidio, popular, labiego, suburbial e mariñeiro, que fas avergoñar ó burgués, ó señorito i o tendeiro. (Manuel María Fernández) Ás veces fáltannos palabras e ás veces sóbrannos, ás veces fáltanos o tempo de dicilas e ás veces pásanos o tempo de calalas. (Baldo Ramos) Os soños cantan coa gorxa xeada, como esclavos fan tocar os tambores. (Manuel Rivas) Mexan sobre nós e temos que dicir que chove. (Castelao) Díxenlle á rula: Pase miña señora! E foise polo medio e medio do outono por entre as bidueiras sobre o río. (Álvaro Cunqueiro)

Castro A Cidá


El castro de A Cidá está situado en la parroquia de San Pelayo de Carreira, en el municipio de Ribeira, La Coruña. Los restos del castro del monte de A Cidá se encuentran justo en la cumbre de este monte. Está estructurado alrededor de un pequeño cierre natural de forma oval de unos 100 x 70 metros. 

Su situación hacía que estuviese muy bien protegido de ataques externos. En sus caras norte y oeste hay unos terraplenes que hacen muy difícil la ascensión a este castro. Por la parte este y sur está protegido por rocas naturales a modo de muralla defensiva.


Entre 1950 y 1980, la tala masiva de árboles y la extracción ilegal e incontrolada de piedra para construcción, permitidas por las autoridades correspondientes, hizo que se derrumbaran de manera irresponsable muchos de los restos de este yacimiento.

Entre los meses de abril y mayo de 2014, se han realizado unas excavaciones en la zona más elevada de este monte, dando como resultado, el descubrimiento de unas quince viviendas de la época castreña, además de otra construcción más moderna situada por encima de estas, y que se corresponde con una cabaña de seguimiento de barcos del siglo XVII. Se espera que en breve comiencen los trabajos de consolidación y conservación de estos restos y para el año 2015 se prevé otra fase de excavación.



En las laderas del monte que ocupa el castro también se encuentran varios restos de mámoas (antiguos enterramientos) prácticamente deshechas por las excavaciones incontroladas de siglos pasados y por las talas indiscriminadas de árboles después de los terribles incendios que sufrimos en Galicia en el año 2006.

Compartelo para que tus amigos conozcan todos los castros celtas en Galicia y si te suscribes podrás recibir todas nuestras novedades en tu email.



-