Cultura Galega Adiós, ríos; adiós, fontes; adiós, regatos pequenos; adiós, vista dos meus ollos, non sei cando nos veremos. (Rosalía de Castro) Comería a túa alma coma quen come un ovo doce novo, perfecto microcosmos no seu óvalo de nacre. (Estíbaliz Espinosa) Idioma meu, homilde, nidio, popular, labiego, suburbial e mariñeiro, que fas avergoñar ó burgués, ó señorito i o tendeiro. (Manuel María Fernández) Ás veces fáltannos palabras e ás veces sóbrannos, ás veces fáltanos o tempo de dicilas e ás veces pásanos o tempo de calalas. (Baldo Ramos) Os soños cantan coa gorxa xeada, como esclavos fan tocar os tambores. (Manuel Rivas) Mexan sobre nós e temos que dicir que chove. (Castelao) Díxenlle á rula: Pase miña señora! E foise polo medio e medio do outono por entre as bidueiras sobre o río. (Álvaro Cunqueiro)

Pulpo a Feira o Pulpo a la Gallega


Quien no haya probado el pulpo a la gallega está perdiéndose unos de los platos más representativos nuestra gastronomía. Cualquiera que visite Galicia no debe dejar de desgustarlo, en cualquier taberna, restaurante, en uno de los puestos de pulpeiras distribuidas estratégicamente por toda la provincia o en cualquier fiesta o feira que se van turnando de domingo en domingo durante todo el año.

Lo más importante a la hora de preparar pulpo es conseguir la consistencia perfecta, pillarle el punto. Que no esté muy blando ni muy duro, un poco duro nada más para que no tengas dificultades a la hora de hincarle el diente. Por eso para este plato que estoy seguro vais a cocinar en casa os recomiendo que lo compréis congelado, así nos evitamos tener que mazarlo y de esta forma no nos saldrá duro como una piedra.

Ingredientes Receta Pulpo a la Gallega (4 o 6 personas):
1 Pulpo de 2 kilos
Pimentón dulce y picante
Aceite de oliva virgen extra
Sal gorda

Es muy importante ablandar el pulpo antes de cocinarlo, pero por suerte si lo congelamos el resultado es prácticamente el mismo, ayuda a que la carne quede más tierna. Así que lo único que debemos hacer es congelarlo si lo hemos comprado fresco o comprarlo directamente congelado.

Pulpo a Feira

Sacamos el pulpo un día antes del congelador y lo pasamos al frigorífico para que se descongele. Es importante hacerlo en una cazuela o un bol grande pues va a soltar mucho líquido y puede desbordar. A la hora de cocinar lo pasamos un poco por agua fría para quitar posibles impurezas.

Ponemos una cazuela (la más grande que tengamos) al fuego con agua, no añadimos sal pues el pulpo se sala al final, en la presentación. Cuando rompa a hervir añadimos el pulpo, lo cogemos por la cabeza y “lo asustamos”, esta técnica consiste en meter y sacar el pulpo 3 veces de la cazuela para conseguir que el pulpo se quede tieso y no se le caiga la piel durante la cocción.

Cocemos el pulpo durante unos 35-40 a fuego medio dependiendo del tamaño (lo normal es cocer un pulpo de 1,8 kg – 2 kg, con 30-35 es suficiente). Hay que pincharlo de vez en cuando para ver como está de duro. La primera vez que lo cocinéis os costará cogerle el punto pero luego os saldrá de perlas.

Mientras está cociendo, pelamos, lavamos y troceamos las patatas a la mitad. Reservamos.

Cuando acabemos de cocer el pulpo lo dejamos reposar unos minutos y luego lo sacamos a una fuente. En la misma agua echamos las patatas y cocemos durante 15 minutos. Si no quieres que cojan el color rosado puedes hacerlas en otra cazuela, eso depende de cada uno

Cortamos el pulpo con unas tijeras de cocina, las patas en trozos de 1 cm de grosor y la cabeza en trozos pequeños.

Lo servimos en plato de madera con una base de patatas. Salamos con sal gorda, espolvoreamos con el pimentón (picante o dulce) y rociamos con un poco de aceite.

Pulpo a Feira

Cultura Galega te acerca toda la gastronomía de Galicia a tu plato, ¿Has probado el Pulpo a la Gallega o Pulpo a Feira? No dudes en suscribirte y recibir todas nuestras novedades a diario y por supuesto no te olvides compartirlo para que tus amigos pongan un trocito de Galicia en su dieta.



-