Cultura Galega Adiós, ríos; adiós, fontes; adiós, regatos pequenos; adiós, vista dos meus ollos, non sei cando nos veremos. (Rosalía de Castro) Comería a túa alma coma quen come un ovo doce novo, perfecto microcosmos no seu óvalo de nacre. (Estíbaliz Espinosa) Idioma meu, homilde, nidio, popular, labiego, suburbial e mariñeiro, que fas avergoñar ó burgués, ó señorito i o tendeiro. (Manuel María Fernández) Ás veces fáltannos palabras e ás veces sóbrannos, ás veces fáltanos o tempo de dicilas e ás veces pásanos o tempo de calalas. (Baldo Ramos) Os soños cantan coa gorxa xeada, como esclavos fan tocar os tambores. (Manuel Rivas) Mexan sobre nós e temos que dicir que chove. (Castelao) Díxenlle á rula: Pase miña señora! E foise polo medio e medio do outono por entre as bidueiras sobre o río. (Álvaro Cunqueiro)

Torres de Arneiro, las torres nazis


Hasta hace poco, en Galicia, todavía se mantenían en pie las "Torres Alemanas", 112 metros de altura construidas por soldados del III Reich en el año 1940.

Galicia, un lugar de contrastes. Por ella pasaron todo tipo de culturas: la civilización celta, los romanos, los suevos, visigodos... y aunque parezca increíble, también tiene restos de la Alemania Nazi. De estos últimos, había pruebas físicas hasta hace poco; las torres de Arneiro en el municipio de Cospeito y el aeródromo de Desbroces, que se encuentra a 8km de la ciudad de Lugo.

En Cospeito (provincia de Lugo) fue donde se instalaron, de manera secreta, dos de las tres antenas nazis de 112 metros de altura construidas por soldados del III Reich, en el año 1940.

La función principal de estas antenas era el posicionamiento y seguimiento  de barcos y aviones en el Atlántico y en el Cantábrico. Unas antenas desenrolladas por los Alemanes con el nombre de Sonne-Consol Beacon.

Torres de Arneiro

Una curiosidad es que debido a la altura y potencia de estas "Torres Alemanas"  tenían como inconveniente que los aviones de la alianza consiguieron capturar la señal y lo usaban para los mismos fines pero sin que sus creadores lo supiesen.

También fueron empleadas por los británicos, ya que, mientras se libraba la II Guerra Mundial esta base de telecomunicaciones sufrió daños los cuáles los alemanes no podían arreglar y fueron los ingleses los que lo hicieron.

Hasta el 1962 dependían del Ejército del Aire. En este mismo año pasaron a formar parte de la Aviación Civil, dándoles uso hasta el 1971. En 1980 las antenas fueron apagadas y abandonadas, deteriorándose poco a poco.

Tenían prevista su restauración mediante un convenio de la Xunta con el Ministerio de Defensa. Habían limpiado el terreno que las rodeaba y hacía poco que un famoso  grupo de radioaficionados, "Pórtico da Gloria" las había conseguido activar, contactando con 160 aficionados de 10 países diferentes, como EEUU, Brasil, Venezuela, Chile... Con esta actividad pretendían reivindicar su conservación.

Torres de Arneiro

Se estudió la posibilidad de aprovechar las antenas para el servicio de la Televisión Digital Terrestre en A Terra Chá o para mejorar el servicio de telefonía móvil.

Es en el 2009 cuando llega su verdadero fin. El ciclón extratropical "Klaus"  pudo con las dos últimas torres que aún se conservaban en la zona. Y luego, también hubo quien se llevó la estructura de acero y numerosas tuercas de sujeción, con la desconfianza de que lo habían hecho para revender como chatarra. Fue una noticia desoladora para todas aquellas personas que tenían en mente su conservación, más aún, cuando ya se había tomado la iniciativa y se estaba empezando a trabajar en eso.

Torres de Arneiro

¿Quieres conocer todas las curiosidades gallegas? Pues no dudes en suscribirte y ser el primero en recibir todas nuestras novedades y compartirlo para que todo el mundo se entere de todo lo relacionado con nuestra comunidad.



-